Resident Evil 2: El remake soñado

  • whipli
  • 2 semanas
  • 148 lecturas
  • 6 0

Ha pasado más de un mes desde el lanzamiento de Resident Evil 2, el remake del clásico survival horror de Capcom que se presentó durante la feria del E3 2018 maravillando a la prensa y dejando las expectativas por las nubes. Era una apuesta arriesgada, pues la obra original es uno de los títulos más emblemáticos de PlayStation y un referente para todos los amantes de los videojuegos de terror. Dos décadas después la compañía japonesa ha logrado reinventar una de sus obras más representativas respetándola y actualizándola al mismo tiempo.

Estamos ante un remake con todas las letras gracias a una renovación gráfica y una reinvención total de sus mecánicas e interacciones. Atrás quedan los escenarios prerenderizados del juego lanzado originalmente en 1998 para la primera PlayStation. Esto ha hecho que uno de los aspectos más característicos de la obra original de los japoneses Hideki Kamiya y Shinji Mikami, la cámara fija, se haya sustituido por una de movimiento libre controlada por el jugador, apostando una vez más como ya hicieron en Resident Evil 4 por la cámara sobre el hombro y cambiando casi por completo la jugabilidad. Y si bien gran parte del terror que transmitía la versión original residía en la posición estratégica de la cámara, aquí se compensa con una poderosa ambientación e iluminación y miles de detalles que pueblan los rincones más recónditos del escenario. Del mismo modo, el uso del sonido juega un papel importantísimo en la creación de atmósfera; consigue que sintamos agobio por la posibilidad de estar constantemente rodeados de peligros.

El acabado visual está a la altura de la última gran entrega de la serie, Resident Evil 7, gracias al uso del RE Engine, un motor desarrollado por la propia Capcom y que también ha sido utilizado para Devil May Cry V. RE2 mantiene muchos de los elementos icónicos de la segunda entrega, como los rompecabezas, las hierbas medicinales, o las míticas máquinas de escribir que servían para guardar la partida. El argumento también es el mismo, la historia de Leon S. Kennedy y Claire Redfield en su intento de sobrevivir a la misteriosa comisaria de Raccoon City, aunque en esta ocasión tiene un mayor peso y profundiza en las motivaciones de sus personajes.

Los nuevos zombis son mucho más terroríficos gracias a una caracterización hiperrealista, mecánicas erráticas e impredecibles y cambios de velocidad de desplazamiento. Además, ahora pueden abrir puertas salvo que estemos en una habitación segura, convirtiéndoles en una constante amenaza. Pero el plato fuerte de este remake no son ni los zombis,  ni los lickers, ni tan siquiera William Birkin, sino el Tyrant T-103 (Mr. X), una máquina programada para matar que no nos dejará respirar en ningún momento, persiguiéndonos sin cesar durante gran parte de la historia. La gestión de un inventario limitado sigue siendo otra de las claves de éxito del juego, obligándonos a escoger meticulosamente nuestros objetos para que los contratiempos a la hora de avanzar sean mínimos.

RE2 ofrece tres niveles de dificultad que intentan adaptarse tanto a aquel jugador sin experiencia en la saga como al jugador experimentado que busca un reto, haciéndolo accesible a todos los tipos de jugador y ofreciendo más de 20 horas de terror si jugamos ambos lados de la historia.

IMPRESCINDIBLE
Capcom ha logrado respetar el título original al mismo tiempo que ofrece una experiencia totalmente nueva del agrado tanto de aquellos que no visitaron Raccoon City en su día como de los veteranos. Un ejemplo perfecto de cómo debe hacerse un remake.
95

Comentarios