Aonuma y Nintendo cumplen sueños y ayudan a una niña enferma

No todas las noticias deben ser malas y aquí traemos una noticia conmovedora que no habría sido posible sin The Legend Of Zelda: Ocarina Of Time. Así cuenta Eiji Aonuma esta historia entrañable, cuando un día recibió una carta y como si de una aventura se tratase, no tuvo mas remedio que acudir en ayuda del remitente.

La carta en cuestión fue escrita por una madre preocupaba por su hija, estudiante de primaria, la cual estaba ingresada en un hospital, Aonuma y su gran pieza de corazón no tuvo reparos en hacer el mayor regalo a la niña, una copia de The Legend Of Zelda, pero no cualquier The Legend Of Zelda, sino el de la ocarina del tiempo.

Pasado el tiempo Eiji Aonuma y la madre de la chiquilla volvieron a ponerse en contacto. Como si de magia nacida de las tierras de Hyrule se tratase, la niña no solo había completado el juego tras varios intentos donde logró mejorar… también se había recuperado de forma sorprendente y su salud se había recobrado por completo (quizás gracias a la pieza de corazón del señor Aonuma). La madre cuenta una frase que le emocionó durante la recuperación de la pequeña criaturita: “Link lucha muy duro y logra sus objetivos, ¡así lo haré yo también!” y cuando menos los esperaban la chiquilla estaba recuperada. Agradecer al señor Aonuma y a Nintendo quizás no sea suficiente para devolver todo el agradecimiento desde la comunidad de jugadores.

Sin mas aquí os dejamos la cita original contada por Aonuma:

Desde que comencé a trabajar en The Legend of Zelda, lo que más me ha conmovido fue la carta de un cierto fan. Esta carta era de la madre de una niña que estaba estudiando primaria, la cual fue hospitalizada debido a una enfermedad, y le dimos un Ocarina of Time para que jugara durante su rehabilitación. Al principio, ella decía: “Esto es imposible para mí”, pero, con el tiempo, comenzó a cogerle el truco. Entonces, un día, le dijo a su madre: “Si Link está luchando duro, ¡entonces así lo haré yo también!”, poniendo así más empeño en su rehabilitación. Y antes de darnos cuenta, ya había recobrado la salud.

Después de leer la carta, pensé en cómo Link es alguien que está siendo controlado por el jugador, pero también hay algo más allá, más personal. Pensar que uno puede poner más esfuerzo después de ver a Link haciendo lo mismo y tener una mentalidad más positiva, es algo que me llena de alegría. No es que lo hagamos a drede mientras desarrollamos un juego. Sin embargo, creo que The Legend of Zelda es un juego que, posiblemente, puede llevar a este tipo de sentimientos.

Fuente

Fuente Japón

 

Comentarios