Forza Horizon 4. El retorno del rey

  • Tjaime
  • 1 mes
  • 102 lecturas
  • 5 0

El día 2 de octubre se lanzó a nivel global la nueva joya de Payground y Microsoft Studios. Si bien habréis podido leer muchos comentarios y análisis de este juego desde ese mismo día, en la redacción de Kwanami hemos preferido esperar a jugarlo en profundidad durante más de dos semanas antes de dar un veredicto.

Como todos sabréis, la saga Horizon nació como un complemento ideal para la serie de juegos Forza Motorsport, lanzándose su primera edición para la videoconsola Xbox 360. Esta variante del buque insignia de Microsoft ofrecía la posibilidad de disfrutar de la conducción de una manera bastante más desenfadada y arcade. Con la llegada de la actual generación de consolas, la evolución de la serie Horizon ha experimentado un crecimiento espectacular, igualando e incluso superando en popularidad a su hermano mayor. A continuación os contamos todos los detalles des este título que ha venido a reinar en el mundo de conducción.

El título, como ocurría con todas sus ediciones anteriores, impacta desde el primer momento. Siguiendo una mecánica de juego muy similar a la que se instauró en su tercera entrega, nos propone viajar a lo largo de un territorio (en este caso Gran Bretaña) donde deberemos ir completando diferentes pruebas de conducción para ir desvelando el total de las disponibles: Carreras en tierra, campo a través, sobre asfalto o en circuito, pruebas de salto, contrarreloj, radares de velocidad,…

Como novedad en esta nueva edición iremos jugando a través de las diferentes estaciones del año, presentando cada una de ellas novedades muy significativas, principalmente en el clima. En invierno nos encontraremos las carreteras congeladas o incluso sepultadas por la nieve, los lagos helados… En primavera la humedad se hará presente en forma de lluvia y carreteras resbaladizas, mientras que en verano tendremos condiciones de sol y moscas.

En cuanto al aspecto gráfico, las imágenes que ilustran este análisis hablan por si solas. Muy posiblemente nos encontremos ante el juego con mejor acabado nunca visto en consolas. Todo luce de manera espectacular sin que haya un solo detalle que desmerezca el conjunto. Además, cada estación muestra sus particularidades propias: iluminación, vegetación, estado del asfalto… Todo está recreado con una fidelidad que quita el hipo. Los vehículos lucen con un nivel de detalle que también roza la perfección. Si acaso, y por poner un pero, algunos modelos más extraños se muestran algo mas “irreales”.

Para amenizar nuestra conducción, podremos elegir entre varias emisoras que abarcan todos los estilos musicales, desde el EDM más actual hasta las mejores piezas de música clásica de todos los tiempos. Si bien es verdad que las melodías actuales no son tan brillantes como en Forza Horizon 3, siempre encontraremos un dial que se ajuste a nuestras preferencias. Entre canción y canción, el locutor de turno nos dará algún truco o información de interés (como la ubicación de los coches escondidos) pero lamentablemente no podremos escucharlos localizados al castellano de España, debiendo conformarnos con hacerlo en español neutro o inglés. Este es quizás el mayor, y muy posiblemente el único, defecto que se pueda encontrar a este juego.

Los sonidos de los coches y efectos de sonido también lucen a un nivel muy alto, pudiendo diferenciar perfectamente la existencia de sobrealimentación, las diferencias de cubicaje, el sonido ronco de los motores alemanes o el alarido metálico de los superdeportivos italianos.

El control de los vehículos, como viene siendo marca de la casa, se muestra mucho más arcade que en la saga Motorsport, alcanzando un equilibrio más que aceptable y sin el cual sería imposible realizar la infinita variedad de acciones que el juego nos propone. Además de las carreras por todo tipo de superficies, con un modo rally bastante bien resuelto, podremos hacer saltos imposibles, travesías a través de la nieve y el hielo,… sin el enfoque que tan bien saben darle los chicos de playground, todas estas locuras serían imposibles.

Pero el punto fuerte del juego, y donde se han centrado los esfuerzos, es la jugabilidad y la duración. Una vez que en Horizon 3 habíamos visto casi todo, era necesario darle una nueva vuelta de tuerca a la saga para no caer en la monotonía. En este aspecto, el cambio de estaciones y su implementación en el juego ha sido todo un acierto: tras una primera “ronda” en la que completaremos un año avanzando a base de competir en diferentes  pruebas, cada una de las épocas del año durará una semana natural. Durante toda una semana podremos disfrutar de las particularidades que nos ofrece el juego. Aprovecharemos para hacer travesías con un todoterreno por la nieve en invierno, para disfrutar de las asombrosas puestas de sol de otoño, para conseguir superar nuestras marcas de velocidad en verano y con el asfalto en perfecto estado o para derrapar sobre el asfalto húmedo por el rocío o las lloviznas de la primavera.

Por si esto fuera poco, el sistema de forzathon ha sido rediseñado, ofreciéndonos una serie de retos semanales y pruebas que deberemos realizar en esa estación, en algunos casos aprovechando incluso las modificaciones en la orografía provocadas por el clima. Los retos nos serviran para ganar puntos con los que luego poder adquirir todo tipo de items, desde coches a prendas de ropa, en la tienda horizon. Sí, podremos comprar prendas de ropa con las que equipar a nuestro jugador, que en esta edición es mucho más personalizable que en anteriores ocasiones. Todo ello hace que se antoje un título al que jugar y rejugar durante incontables horas.

En definitiva, un AAA que marca el techo gráfico en el mundo de las consolas y se convierte en la referencia a partir de ahora, tanto técnicamente como en jugabilidad y duración. Además el título es play anywhere, lo que hace posible jugar con la misma licencia hasta un total de 12 jugadores (10 en PC y 2 en Xbox). Por si esto fuera poco, el juego está incluido desde su lanzamiento en el servicio Game Pass; pero si preferimos hacernos con él en propiedad, en Hong Kong (uno de los pocos bazares que siguen permitiendo realizar compras desde España) podemos adquirirlo por 45 euros al cambio.

Forza Horizon 4
Forza Horizon 4 establece un nuevo estándar técnico y jugable en los juegos de conducción para videoconsolas.
ASPECTOS POSITIVOS
Gráficos
Duración
ASPECTOS NEGATIVOS
La falta de localización de los diálogos
95
Nota final

Todos los comentarios

  • Muy buena pinta, voy a ver si puedo jugarlo en PC.

    Antonio Costarrosa 13 octubre, 2018 08:05 Responder
    • En PC de gama alta o Xbox One X es un espectáculo. Recomendable 100%

      Tjaime Tjaime 13 octubre, 2018 10:00 Responder

Comentarios