F1 2018: Lucha por llegar a la cima

  • Tjaime
  • 4 meses
  • 248 lecturas
  • 5 0

Como todos los años por estas fechas ayer se lanzaba mundialmente, coincidiendo con la celebración del GP de Bélgica en el mítico trazado de Spa Francorchamps, el videojuego oficial de mundial de F1 correspondiente a la temporada en curso. Una fecha señalada para todos los jugones aficionados al mundo del motor.

Si hay algo que llama la atención antes siquiera de instalar el juego es su fecha de lanzamiento, con media temporada ya transcurrida. Es algo difícilmente entendible y justificable, habiendo casi medio año entre la finalización de una temporada y el comienzo de la siguiente, y menos aún si tenemos en cuenta la posibilidad de lanzar actualizaciones en forma de parche para que el juego esté “fresco” a lo largo de todo el campeonato.

Una vez iniciado el juego, lo primero que deberemos hacer será crear nuestro piloto, quien será nuestro alter ego en el modo principal del juego. En este modo, elegiremos escudería para comenzar a forjar nuestra carrera profesional en el gran circo. Pero nuestro trabajo irá mucho más allá de pisar el acelerador (y a veces el freno): En función de nuestro desempeño y el trabajo realizado durante los entrenamientos de los diferentes GP´s recibiremos unos puntos que nos permitirán desarrollar nuestro monoplaza, eligiendo las mejoras que consideremos más provechosas para nosotros. Todo ellos con un nivel de dificultad totalmente personalizable que nos hará encontrar el punto de exigencia en el que sentirnos cómodos.

Otro de los aspectos destacados de este modo es el de saber “capear” a la prensa. Además de pelearnos con el resto de los pilotos en pista, tras nuestras actuaciones deberemos hacer lo propio con la prensa, de manera que nuestras respuestas influirán en la moral del equipo o la percepción que rivales y público tengan de nosotros. En la práctica, a pesar de ser un aspecto muy publicitado por los creadores del juego, la profundidad del mismo es prácticamente nula. También en ocasiones recibiremos ofertas para realizar eventos de exhibición con coches clásicos, lo cual aporta un plus de jugabilidad y variedad al título.

Además de este modo de juego principal, el título cuenta con multijugador, contrarreloj y los interesantes evento y campeonatos. En el primero tendremos que realizar un evento propuesto por el juego, supuestamente relacionada con el GP que se está desarrollando en realidad (estos días debemos jugar con Carlos Sainz en Spa, por ejemplo). En el modo campeonatos podremos jugar varios torneos de caracteristicas concretas (asiáticos, circuitos nocturnos, etc) en los que conseguir los objetivos nos permitirán desbloquear otros nuevos. Un detalle interesante es que dependiendo del equipo escogido los requisitos para conseguir esos objetivos serán diferentes, lo que nos animará a probar con escuderías mas humildes.

Por lo que respecta al aspecto técnico da la sensación de que el juego, aún siendo bastante correcto, no ha sido optimizado para PS4pro y Xbox One X. Sin lucir mal en ningún momento, se nota bastante por detras en el apartado gráfico de otros títulos de conducción recientes, como Forza Motorsport 7.

El sonido se reduce a los de los monoplazas y las cuñas sonoras oficiales empleadas en la competición. En cuanto al doblaje, se han elegido unas voces muy poco acertadas en lugar de hacer el esfuerzo de contratar a alguno de los comentaristas reales de las retransmisiones, haciendo el mismo prácticamente prescindible y restando realismo al juego.

A poco que uno sea aficionado a los deportes del motor, es realmente fácil quedarse enganchado durante horas al juego. El modo carrera nos proporciona una manera bastante amena de hacernos con los circuitos y memorizarlos, basado en los diferentes retos que nos proporciona durante los entrenamientos libres. Ademas, el resto de modos ayudan a alargar la vida del tíulo. Quizás si se hubiese lanzado a principio de temporada sería aún más aprovechable.

En definitiva, sin ser la panacea, el título incorpora varias novedades que ayudan a renovar algo la saga y completar lo que un juego con una licencia de este tipo aporta por si mismo. Además, en el caso de Xbox, si somos un poco “manitas” con la informática podremos adquirir actualmente el juego en Turquia casi a precio de indie. Si no lo somos, siempre nos quedará la opción de hacernos un paypal mexicano y adquirirlo por los menos de 40 euros que cuesta ahí.

 

F1 2018
El desarrollo del monoplaza aporta profundidad
Adictivo
Opciones casi infinitas de dificultad
El doblaje resta inmersión
82
Nota final

Comentarios