Vampyr. Cuando la gripe española no es el mayor problema

Tras el éxito cosechado con Life is Strange, Dontnod decide aventurarse en el terreno de los juegos de rol de acción con su último juego, en que encarnaremos al doctor Jonathan Reid, el cual ha sido recientemente transformado en vampiro, mientras intenta compaginar su nueva condición con investigar cómo detener la epidemia de gripe española que asola Gran Bretaña en 1918.

Comenzamos el juego con una cinemática en la que nos enteramos un poco de la situación en la que se encuentran tanto el protagonista como el país, y al poco despertaremos en una fosa común aturdidos sin saber que ocurre, lo que ocasionara que cegados por la sed de sangre mordamos inconscientemente en el cuello a la primera persona que vemos, lo que provocara que una patrulla de cazadores de vampiros que andaba por la zona nos persiga tras presenciar el asesinato que acabamos de cometer.

Este será el punto de partida del tutorial, en el que no mostrarán las mecánicas básicas de combate, mejora de habilidades y una mecanica propia que sirve para diferenciar a este título de otros similares conocida como daño agravado.

Esta mecanica reduce nuestro limite maximo de salud al recibir un golpe muy fuerte o al entrar en contacto con fuego o la luz del sol, siendo nuestras únicas oportunidades para recuperar la vida perdida el beber sangre, emplear determinadas habilidades o jeringas, o dormir en una cama en las zonas seguras.

Beber sangre de un enemigo en combate es una forma de reducir el daño agravado

Al poco de escapar de nuestros perseguidores conoceremos al doctor Edgar Swansea, el cual nos ofrecerá un puesto en su hospital, sirviendo este como refugio principal durante la historia. A partir de aqui podremos ir por libre por el mapa investigando los distritos, realizando misiones secundarias, buscando los coleccionables para comprender mejor el mundo en el que se desarrolla el juego y curando a los enfermos que encontremos.

Aquí es donde entra en juego una mecánica bastante importante, la de matar a ciudadanos indefensos para obtener su sangre. El juego no tiene un nivel de dificultad como tal, pero matar ciudadanos supone una cantidad de puntos de experiencia bastante importante (para hacernos una idea, un enemigo normal supone 10 puntos de experiencia, y un ciudadano puede llegar a proporcionar 6000 puntos), variando la cantidad de experiencia que dan según la cantidad de pistas que hayas averiguado sobre tu futura víctima o según las enfermedades que padezca.

Aunque como se ha mencionado mas arriba matar ciudadanos vuelve el juego bastante mas facil, también influye en el estado de los distritos, pudiendo estos a llegar a perderse y cambiando radicalmente. No se acabara el juego si ocurre, pero no podremos hacer las misiones secundarias ni sacaremos el mejor final posible de los 4 disponibles (esto se puede predecir en el color de ojos de nuestro personaje, significando que cuanto mas claros sacaremos los finales buenos, y cuanto mas oscuros los malos), por lo que se trata de una decisión que puede poner en un aprieto a mas de un jugador al que le cueste avanzar.

Matar ciudadanos nos proporcionará muchísima experiencia, pero influirá en el estado de los distritos y en el final que saquemos al acabar la partida

En cuanto al sistema de combate, como se ha comentado, se trata de un juego que de primeras guarda bastante parecido con los arpg «tipo souls», tendremos un botón para atacar con el arma de la mano derecha, otro para el arma de la mano izquierda, otro para evadir, otro para interactuar y finalmente los gatillos para usar los poderes y la cruceta para cambiar armas y usar objetos. A pesar de que el combate en principio debería ser relativamente rápido, hay algunos problemas que lo entorpecen como el hecho de que en ocasiones el personaje sigue atacando al aire cuando le has ordenado otra acción, o que en ocasiones los movimientos del protagonista pueden resultar bastante toscos.

Los escenarios del juego no son muy grandes, y no son los mas variados que vamos a ver en un título, pero cumplen su cometido, aunque en más de una ocasión va a dar la sensación de que estamos yendo por la misma zona constantemente.

En el apartado argumental, el juego palidece bastante si se compara con su anterior trabajo(por lo general lo que nos presenta el título no es una historia que nos mantendrá pegados al sofá), y aunque hay algún giro de guión que puede resultar un poco interesante, toca comprender bastante trasfondo del juego a base de conseguir coleccionables por el mapa. Huelga decir que se puede comprender el bajón, dado que no es lo mismo contar una historia en una aventura gráfica que en un rpg, pero se trata de un aspecto que podrían haber trabajado un poco más.

En cuanto al apartado sonoro hay que decir que Olivier Deriviere ha realizado un buen trabajo, creando una banda sonora que pega bastante con la ambientación del título y que ayuda en la inmersión.

Finalmente comentar que no se trata de un título triple A, es un juego hecho con un presupuesto modesto, y dadas las circunstancias cumple su cometido de forma más que aceptable.

Nota de lectores1 Vota92
Mecánicas durante los combates que le ayudan a diferenciarse de otros títulos del género
Banda sonora que mejora la inmersión en el título
La mecánica de estado de los distritos y ejecución de ciudadanos es original y está bien llevada
Algún glitch en el cual el personaje no responderá correctamente durante un combate
Mapa del mundo muy repetitivo, llega a dar la sensación de pasar en varias ocasiones por el mismo lugar
Se podría haber trabajado un poco más la historia
75

Comentarios

List Mag WP Menu