Drive on Moscow. Estrategia de nicho en consola

Originalmente lanzado en iOS y pc, Drive on Moscow se presenta en las sobremesas de generación actual ocupando un hueco en el género de «wargame», siendo el tipo de juego que posiblemente solo llamará la atención a aquellos que estén acostumbrados al género.

Se nota que el juego fue hecho en principio con dispositivos de pantalla táctil/pc en mente, es difícil navegar por la interfaz y cuesta un poco habituarse a ello usando un mando. Otro punto a tener en cuenta es la compresión de la música, que suponemos que lo habrán hecho por cuestiones prácticas, pero no era algo necesario.

Cambiando de asunto y adentrándonos más en el juego que en los apartados técnicos, Drive on Moscow hace todo lo posible para parecer un juego de guerra de tablero de toda la vida, siendo así que las unidades las veremos representadas con pequeñas fichas cuya única animación es la de deslizarse por la zona. Los mapas están detallados, pero como en varios juegos de guerra de tablero, no hay mucha variedad donde escoger.

Los mapas son enormes y detallados, pero no hay mucha variedad

Cabe mencionar que dependiendo del mapa que se escoja, una u otra facción tendrá una ventaja aplastante sobre su rival, algo que tiene sentido teniendo en cuenta que está ambientado en la Segunda Guerra Mundial, donde ocurrían esas situaciones a menudo, pero que plasmado a un videojuego se puede hacer muy frustrante.

El tutorial hace un buen trabajo presentando las mecánicas mas básicas, y cuando empieces a jugar en el primer escenario(el primer asalto a Rusia por parte de los nazis), dependiendo del bando que escojas vas a tener las cosas muy difíciles incluso en la dificultad más baja. No se debe a que la IA fuese mejor o peor, se debe a que históricamente hablando, los rusos lo pasaron fatal en ese momento, por lo que si cogemos el bando soviético la primera mitad va a ser realmente difícil.

El tutorial cubre las mecánicas básicas bastante bien y lo hace parecer algo sencillo, pero una vez empieces a jugar de verdad verás lo difícil que puede llegar a ser el juego

Las cosas cambian radicalmente en la segunda mitad(los nazis fallan al intentar capturar Moscú, llega el «sr» invierno…), aquí el bando ruso es el que tiene ventaja, y aunque es realmente difícil, siempre puedes ganar con el bando que históricamente hablando perdió la batalla de turno, algo que podrá llamar la atención a aquellos aficionados a los juegos de guerra de tablero a los que guste un reto.

Hay que destacar también la forma que ha tenido el juego de representar la historia a su manera, el cual sin llegar a decir nada demuestra que los desarrolladores se informaron bastante sobre el tema y supieron encontrar una forma de plasmarlo en el juego.

Comentarios

List Mag WP Menu