To Leave: Exigente, y en ocasiones un poco frustrante

La dificultad es un tema muy recurrente hoy día con los videojuegos, parece algo acompañado de cierta sensación de elitismo, y en ocasiones algunos desarrolladores pasan de intentar algo exigente a crear un producto absurda y artificialmente difícil que llena al jugador de frustración y con sensación de que ha malgastado el tiempo.

Con To Leave, los desarrolladores de FreakyCreations han intentado encontrar un término medio, el juego es difícil, y ahora ahondaremos en si han llegado a cumplir lo que se proponían.

En cuanto a la historia, To Leave tiene un argumento bastante sencillo. Juegas como un chico llamado Harm, el cual se ha encerrado en su apartamento durante semanas mientras intenta devolver la energía a un artefacto llamado «Puerta origen», y con ello mandar a todo el mundo, el incluído, al cielo. Para ello tiene que activar ocho templos de cosecha a los que accede desde la puerta mágica de su habitación.

La premisa es simple, bastante, pero lo que se puede ver es que el juego se centra más en explorar la salud mental de nuestro protagonista, con cada nivel diseñado de forma que representan diferentes estados de ánimo.

Es obvio que nuestro protagonista sufre de depresión, e incluso con su forma de alejarse de ello sea usar su puerta mágica y superar los desafíos que contiene, es posible que sientas algo de pena por él. Aun así, recordemos que el juego tiene un argumento bastante sencillo, por lo que queda mas a libre interpretación del jugador.

To Leave es un plataformas 2D, y el gameplay es bastante sencillo, se basa en Harm agarrándose a su puerta mientras ambos vuelan por el nivel, aterrizando en rocas para mantenerse a salvo, y evitando chocar contra cualquier otra cosa. En los niveles hay unas estatuas con cara que actuarán como punto de control, haciéndonos aparecer en la última que encontramos en caso de chocar contra un obstáculo.

Nos ha gustado bastante el diseño de niveles y su colorido

Aunque la puerta de Harm vuele, no puede hacerlo de forma indefinida, para recargar la energía de la puerta y poder seguir volando, se deberá recoger unos pequeños orbes con caras que hay en el entorno, el ejemplo vendría a ser un runner de teléfono móvil en el que intentas recoger todas las monedas del nivel a medida que avanzas, aunque aquí si no se recogen suficientes, dejaremos de volar. Por lo general hay orbes de sobras para avanzar, salvo cuando estemos en los segmentos más difíciles del juego.

De hecho, hablando de ello(y la razón del texto introductorio), vamos a comentar la dificultad.

To Leave se autodenomina un juego difícil, y no miente. Los primeros 40 minutos de juego son relativamente sencillos con sólo un par de áreas que pueden darnos problemas, eso si, una vez vamos llegando al final, se vuelve bastante más exigente.

Es sumamente aconsejable mantener vigilado en todo momento los indicadores de la esquina inferior izquierda

La segunda mitad es bastante difícil, con zonas que posiblemente no todo el mundo llegue a acabar. No es precisamente injusto, pero hay zonas que son bastante exigentes, a veces incluso obligando a repetir toda la sección si fallamos cuando nuestro indicador se ha agotado, es en esos momentos en los que el juego puede llegar a frustrar. Puede ser algo que sirva de incentivo para todos aquellos a los que les gusten los retos, pero para el jugador casual va a ser realmente difícil.

Cambiando de tema, cabe destacar que las cinemáticas del juego están dibujadas a mano y están muy bien animadas, denotan una atención que como mínimo había que mencionar, y el diseño de niveles es bastante bueno, con diseños y un colorido que nos ha gustado bastante.

Todos los comentarios

  • Buen análisis! Me has convencido para comprarlo en vita

    Avatar Griso 1 mayo, 2018 23:32 Responder

Comentarios

List Mag WP Menu